Carta al Profesor Michael Porter : Detalle Articulo del Blog - Inalde

Inalde - Busines School - Universidad de la Sabana

Carta al Profesor Michael Porter

10 de junio de 2016
Carta al Profesor Michael Porter

Hace un par de años, estuve revisando los artículos del Profesor Michael Porter relacionados con la responsabilidad social de las empresas, que ha publicado en Harvard Business Review. Después de leerlos todos, de repente, me encontré en una gran confusión. Tras una segunda leída, fue inevitable redactar una carta al Profesor Porter, pidiéndole que me aclarara algunas dudas, las cuales no podía resolver simplemente leyendo sus artículos. A pesar que la carta nunca tuvo respuesta, me gustaría compartir con ustedes mi inquietud:

 

Inicio de la carta

Querido Profesor Porter,

Soy Sebastián Cortés Mejía investigador de una Escuela de Negocios en Colombia. A pesar que sé que es una persona bastante ocupada, que recibe cientos de mails semanalmente y que la probabilidad que usted me responda es mínima, decidí escribirle, porque es la única forma que tengo para comunicarme con usted y hacerle una pregunta que es importante para mí.

Amo investigar el concepto de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), a pesar de ser un concepto “esencialmente controvertido” sin un autor ampliamente conocido como padre y autoridad en este tema, ha habido importantes avances académicos en el análisis de la relación de la empresa con la sociedad, en los últimos 30 años.

Después de haber leído sus artículos relacionados con este tema, he quedado muy confundido sobre las motivaciones tras su evolución de pensamiento y creencias. Me refiero específicamente a 4 artículos (todos en Harvard Business Review): Philanthropy’s new agenda: creating value, The competitive advantage of corporate philanthropy, Strategy and society: the link between competitive advantage and corporate social responsibility, Creating Shared value. La pregunta es ¿hoy en día usted cómo entiende y diferencia filantropía estratégica, responsabilidad social empresarial estratégica y valor compartido?

En su último artículo (Creación de Valor Compartido) usted hizo una tabla explicando la diferencia entre RSE y valor compartido. En esa comparación, usted da a entender que la filantropía hace parte de la RSE, ya que esta última sólo persigue hacer el bien. Sin embargo, numerosas investigaciones en responsabilidad social en los últimos 30 años,  han coincidido que RSE no es filantropía, y que la RSE debe perseguir un beneficio social (hacer el bien), pero también un beneficio para la empresa (tangible como dinero o intangible como una cultura organizacional más fuerte, trabajadores más felices y comprometidos, etc.). ¿Qué lo llevó a no tener en cuenta estas investigaciones y a afirmar que la filantropía hace parte de la RSE?

Pero esta afirmación que usted plantea no sólo es contraria, desde mi punto de vista, con ciertos académicos, sino con sus propios escritos. En su artículo de “Estrategia y sociedad” usted explícitamente menciona que “la prueba ácida que debe guiar la RSE no es si una causa es digna, sino si presenta una oportunidad para crear valor compartido –esto es, un valor significativo para la sociedad y que también es valioso para la empresa”[1] afirmación que comparto completamente, pero que no concuerda con la tabla diferenciando RSE y valor compartido en su artículo de 2011 donde asegura que valor compartido no es RSE. ¿Es apropiado inferir que su pensamiento se ha ido refinando hasta llegar a un nuevo concepto de relación empresa-sociedad que ha llamado valor compartido? 

Mi mayor dilema es que cuando usted habla de  filantropía estratégica, o la ventaja competitiva de la RSE, usted se refiere (o al menos es lo que yo entiendo): ir al core business de la empresa y encontrar los asuntos sociales que deben ser abordados por la compañía, y desde ellos, buscar soluciones estratégicas tratando de producir, no solamente, un beneficio social, sino un beneficio para la empresa. Pero, ¿acaso no es esto lo mismo que valor compartido? en el artículo de valor compartido usted asegura que el objetivo principal de este concepto es encontrar oportunidades de negocio (beneficio para la empresa) dentro de los stakeholders (beneficio para los grupos sociales con los que la empresa se relaciona). De hecho, si nos concentramos en los ejemplos de Coca-Cola o Nestlé que da en el mismo artículo,  uno podría decir, bajos el parámetro de sus artículos, que los mismos casos pueden ser una ilustración de valor compartido o de responsabilidad social o de filantropía estratégica, indistintamente.

En conclusión, no he encontrado ninguna diferencia entre estos tres conceptos, desde su punto de vista, plasmado en los artículos mencionados. Lo que yo he podido intuir, es que usted, al igual que todos los académicos, ha ido refinando su pensamiento, evolucionando al concepto de valor compartido, pero la pregunta sigue, ¿qué lo llevó a la creación del concepto de valor compartido si ya existían dos conceptos previos que definían lo mismo que usted pretende transmitir? A lo mejor todo esto es una falta de comprensión mía, pero le agradecería si me puede ayudar a resolver esta duda, teniendo en cuenta las observaciones que he hecho.

Fin de la carta.

Finalmente, Siendo consciente que difícilmente Michael Porter conteste la carta,  mi invitación es a leer los artículos mencionados, los cuales son de gran valor, y comenzar un sano debate sobre la evolución del pensamiento social del Profesor Porter.

 

Sebastián Cortés Mejía

sebastian.cortes@inalde.edu.co

@SebasCortesM


[1] Traducción realizada por el autor de este artículo. Tomado de:  Strategy and society: the link between competitive advantage and corporate social responsibility

 


comments powered by Disqus

Contacto

Formulario de Contacto
Correo: inalde@inalde.edu.co
Teléfono: (571) 861 4444
Dirección: Km. 7, Autopista Norte, Costado Occidental
Chía, Colombia