Lo que esperan los subordinados de los jefes : Detalle Articulo del Blog - Inalde

Inalde - Busines School - Universidad de la Sabana

Lo que esperan los subordinados de los jefes

27 de noviembre de 2015
Lo que esperan los subordinados de los jefes

actualmente, de un jefe no sólo se espera que ayude a cumplir los objetivos organizacionales; ni que, solamente, sea una persona capaz de dirigir a su equipo a metas comunes; sino que, además de lo anterior, sus decisiones sean éticamente correctas y que sus palabras se correspondan con sus hechos.

En las últimas décadas la relación jefe-subordinado ha cambiado en varios aspectos. Si quisiéramos resumir todos esos cambios en un solo enunciado general, podríamos decir que anteriormente el mejor jefe era la persona capaz de dictar con mayor rigor las órdenes, mientras hoy en día, el mejor jefe es un líder. Este cambio de paradigma, tiene muchas aristas por las cuales se podría abordar, sin embargo en este artículo quiero concentrarme en las implicaciones éticas, de las cuales hoy en día somos conscientes, del hecho de ser jefe.


Siendo cierto que el mejor jefe es un líder, James Burns [1], ya desde 1978, había enmarcado las implicaciones éticas del líder, en un proceso de desarrollo de mutuo crecimiento con el seguidor. Básicamente Burns concluía que la cúspide a la cual se puede llegar en la relación del liderazgo es cuando el líder se convierte en un agente moral. Esto implica que, actualmente, de un jefe no sólo se espera que ayude a cumplir los objetivos organizacionales; ni que, solamente, sea una persona capaz de dirigir a su equipo a metas comunes; sino que, además de lo anterior, sus decisiones sean éticamente correctas y que sus palabras se correspondan con sus hechos (integridad comportamental), (Simons, 2002) [2].


Siempre y cuando un jefe tome decisiones consciente y voluntariamente, ya está ejerciendo como agente moral (Jones, 1991) [3]. En este punto, es evidente la gran responsabilidad que acarrea ser jefe. Muchas veces no nos damos cuenta que, al ser agentes morales (jefes), imprimimos una micro cultura (Schein, 2010) [5] organizacional al interior de nuestros equipos de trabajo, donde a partir de nuestras acciones, ponemos límites éticos a las acciones y decisiones que se tomen al interior de nuestro equipo de trabajo. Nuestros subordinados esperan integridad en el comportamiento, donde no solamente hablemos de ética, sino que nuestras decisiones y acciones reflejen lo que hablamos.


En conclusión, la responsabilidad de ser jefe es cada vez más clara en términos morales. Actualmente se nos demanda actuar en diferentes frentes, pero uno de los más importantes es la creación de una cultura íntegra, transparente y ética al interior de nuestros equipos de trabajo, donde ya no podemos limitarnos a ser dictadores de órdenes, sino que debemos cuidar del crecimiento integral de nuestros subordinados.


Referencias

 

[1] Burns, J. M. G. (1978). Leadership: Harper & Row
[2] Simons, T. (2002). Behavioral Integrity: The Perceived Alignment Between Managers' Words and Deeds as a Research Focus. Organization Science, 13(1), 18-35
[3] Jones, T. M. (1991). Ethical Decision Making by Individuals in Organizations: An Issue-Contingent Model. The Academy of Management Review, 16(2), 366-395.
[4] Schein, E. H. (2010). Organizational culture and leadership. San Francisco: San Francisco : Jossey-Bass

 

Sebastián Cortés Mejía

sebastian.cortes@inalde.edu.co

@SebasCortesM


comments powered by Disqus

Contacto

Formulario de Contacto
Correo: inalde@inalde.edu.co
Teléfono: (571) 861 4444
Dirección: Km. 7, Autopista Norte, Costado Occidental
Chía, Colombia