Inalde - Busines School - Universidad de la Sabana

Dificultades emocionales de las familias empresarias

6 de agosto de 2012
Dificultades emocionales de las familias empresarias

Una reciente investigación realizada por el grupo de Empresa Familiar de Inalde, detectó que un amplio porcentaje de las familias empresarias de Latinoamérica, presenta dificultades emocionales, relacionadas con desconfianza y deficiente comunicación entre los miembros de la familia. Opinión de Gonzalo Gómez Betancourt.

Artículo publicado en Revista Dinero

Durante años los especialistas dedicados al estudio de las empresas familiares se han centrado en la gestión de las compañías, en la sucesión ejecutiva y en los conflictos que se generan en las organizaciones cuando se mezclan las finanzas de la empresa con las emociones de la familia. 

 

Muchas de las soluciones planteadas como los protocolos familiares, los acuerdos de socios, incluso las capitulaciones matrimoniales a las cuales se someten los miembros de la familia empresaria están encaminados a proteger la empresa y el patrimonio, pero son pocas las ocasiones en que nos preocupamos por el efecto que todas estas medidas preventivas o correctivas pueden generar en las personas que más amamos, o en la forma que se afectan las relaciones familiares por hacer caso de teorías parcializadas sobre “empresas” familiares.

 

Parece obvio que cuando hablamos de empresa familiar, se presuma que se tienen en cuenta la empresa y la familia, como entes distintos y complementarios, pero sólo después de años de trabajar con familias, el grupo de empresa familiar de Inalde ha identificado que los temas de familia, empresa y patrimonio no siempre se tratan de manera integral con múltiples disciplinas como la psicología, sociología, derecho y gestión de empresas, para facilitar la identificación de problemas profundos que se manifiestan en la capa más visible que es la empresa.

 

Conscientes de los problemas que enfrentan las familias empresarias, desarrollamos una investigación con 36 empresas de Latinoamérica, en la cual evidenciamos dificultades con respecto al gobierno, la estrategia, la estructura y los sistemas de dirección familiar. Estos temas que no suelen ser tratados como elementos para la gestión familiar, cobran validez cuando entendemos que la familia también necesita dirigirse, e incluso formarse para ser mejores padres, hijos, hermanos y esposos.

 

Cuando hablamos de gobierno familiar, hacemos referencia a figuras similares a la Junta Directiva y la Asamblea General de Accionistas que funcionan en una empresa. En la familia son llamados Asamblea Familiar, que es el espacio diseñado para compartir y disfrutar con todos los miembros al menos una vez al año, y Consejo de Familia, que es un foro de debate conformado por algunos representantes de cada rama familiar y/o generación para buscar soluciones, fortalecer los vínculos familiares, implementar la estrategia familiar, identificar, promover y hacer seguimiento a los valores, tradiciones y al protocolo familiar. Estos espacios de reuniones periódicas de la familia no estaban presentes en el 71% de las familias de la muestra.

 

Por otro lado, en temas que se pueden considerar estratégicos, el 51% de las familias manifestó la falta de un protocolo familiar con políticas claras y acuerdos consensuados que eviten situaciones de conflicto en las relaciones familiares, 26% dijo tener problemas con familiares políticos y desconfianza con otros miembros de la familia, 37% de las familias necesitaban ayuda psicológica para alguno de sus integrantes y no la tenían y 29% necesitaba desarrollar proyectos de vida. Respecto a estos últimos dos puntos, es necesario tomar consciencia de la importancia de un plan de vida, tener claros nuestros intereses y fortalezas, solucionar conflictos internos, para que de esta forma podamos subir un escalón y contribuir positivamente en nuestro rol como miembros de una familia empresaria. Si no tenemos claro nuestro papel como individuos, mucho menos podremos hacer parte de una colectividad.

 

En los temas que hacen referencia a la estructura familiar, el 17% de las familias no tenía un líder que apalancara las actividades y motivara a los miembros a participar en proyectos conjuntos, el 14% de las familias manifestó la necesidad de una oficina familiar que les ayudara a trabajar con actividades como charlas de formación, recordar fechas de cumpleaños, entre otras funciones, que también pueden ser ejecutadas por Comités conformados por algunos miembros de la familia que se encarguen de tareas de comunicación, filantropía, integración, etc.

 

Adicionalmente, una de las principales falencias al interior de las familias empresarias es la comunicación (60%), que en algunos casos suele ser limitada y/o con lenguaje físico y verbal agresivo llevando a las familias a una ruptura de la unidad y armonía. Según Astrachan y McMillan (2003), lo que genera más angustia en una familia propietaria es la falta de una satisfactoria comunicación, porque dificulta resolver las diferencias y permite que el conflicto afecte el negocio y la familia. 

 

La familia empresaria podría también implementar evaluaciones de los valores y principios familiares, así como de las actividades ejecutadas por el líder o el Consejo Familiar, de manera que se evidencie la evolución y el impacto de trabajar en la familia. Recordemos que lo que no se mide, no se administra.

 

Estas son sólo algunas de las dificultades recopiladas en esta investigación, y en la medida en que aprendamos más de los temas familiares, identificaremos con mayor facilidad otros aspectos que impactan las relaciones emocionales de los miembros de la familia empresaria y colateralmente las relaciones en la empresa familiar.

 

PhD. Gonzalo Gómez-Betancourt
Director del Área Family Business
Inalde Business School

Archivo

Consulte todos los artículos publicados por INALDE Business School en diferentes medios.

Otros artículos

Contacto

Correo: inalde@inalde.edu.co
Teléfono: (571) 861 4444
Dirección: Km. 7, Autopista Norte, Costado Occidental
Chía, Colombia