Proceso de adaptación de un nuevo directivo en una compañía


 

El clima organizacional es un tema de vital importancia para el buen desarrollo de las actividades por parte de los empleados. Cada entidad tiene unas características específicas que la diferencian de las demás. Por ello, es necesario prestar especial atención al cuidado y la conservación de una buena cultura.

Gran parte de la cultura organizacional está determinada por las decisiones y el estilo directivo de primer y segundo nivel en las empresas. Por tal motivo, cuando se requiere una nueva persona que se haga cargo de decisiones importantes que puedan afectar la cultura, es indispensable que este candidato cumpla con ciertos criterios de personalidad que le permitan adaptarse a las necesidades del cargo y la entidad en su totalidad.

No hay manera de garantizar que un directivo se adaptará o no a la cultura de una organización, pues son muchos los factores que se deben tener en cuenta y algunas veces los procesos de inducción son insuficientes. Por esto, Juan Manuel Parra nos invita a analizar esta metodología en su más reciente columna de opinión para la Revista Dinero.

Leer columna: Revista Dinero