¿Cómo lograr el ascenso deseado?



No todas las personas tienen las habilidades que se necesitan para ejercer un cargo directivo; esta es una responsabilidad que, más allá de las facultades técnicas, requiere un alto grado de compromiso, enfoque humanístico, comunicativo, empatía, trabajo en equipo, liderazgo y un conjunto de soft skills que se desarrollan poco a poco.

Un error que se comete con frecuencia en el ámbito organizacional es el de promover a una persona que ha destacado por sus habilidades individuales, dejando de lado las más importantes para ejercer un cargo de esta magnitud.

La más reciente columna de Juan Manuel Parra para la Revista Dinero nos invita a analizar el hecho de que ser un empleado productivo no es equivalente a ser un buen directivo.

Leer columna: Revista Dinero