Inicio / INALDE / Valores

Nuestros Valores

Transformación

Todas las personas que pasan por los programas de Executive Education y por el Executive MBA de INALDE Business School recorren un proceso de cambio real, permanente y positivo. Esa evolución les permite transformarse en directivos con mejores competencias y habilidades y, a la vez, en personas más humanas con más sensibilidad y compromiso frente a sus equipos, sus organizaciones y a la sociedad.

Por lo anterior, INALDE facilita el desarrollo integral de sus participantes, personas que mejoran como directivos y como miembros de sus entornos, que se involucran de una manera más decidida con la sociedad.

De esta manera, ese proceso de transformación en los directivos logra un efecto cascada: INALDE impulsa la formación de directivos integrales que transforman y mejoran la sociedad.

Trabajo bien hecho

En INALDE, el trabajo bien hecho es entendido como un camino de dignificación para el ser humano. Por esta razón, el trabajo en sí mismo requiere de máximos niveles de esfuerzo y dedicación para alcanzar la excelencia y los objetivos propuestos mediante la dedicación, el entusiasmo y la perseverancia. Para tal fin, y pensando en la formación de directivos integrales, son primordiales el esmero, el orden y la puntualidad.

Para el fortalecimiento de las habilidades directivas es fundamental el trabajo bien hecho, que se traduce no solo en aprender a tomar mejores decisiones en la organización sino en servir a los demás desde la alta dirección.

Asimismo, la atención con esmero a los participantes y el riguroso cuidado en todos los detalles son premisas esenciales en INALDE Business School.

Visión humanista

Para INALDE la persona es el centro de la organización lo que permite un enfoque ético, basado en la dignidad de la persona humana.

Por esta razón, en INALDE Business School existe un interés genuino por conocer las diferentes motivaciones de las personas, con el fin de ofrecerles una formación verdaderamente integral y fundamentada en valores.

Asimismo, INALDE es una business school abierta al diálogo continuo y a la búsqueda permanente de la verdad. Para ello es fundamental el respeto por las diferencias, lo cual se evidencia en los lazos de amistad que nacen y se fortalecen en todos los programas.

INALDE Business School es una obra corporativa de la Prelatura del Opus Dei.

Sentido de comunidad

INALDE Business School, al igual que la Universidad de La Sabana, es ante todo una comunidad de personas. Esto propicia un ambiente de amistad y confianza que permite el desarrollo personal y

directivo entre pares que viven y fomentan actitudes de servicio, fraternidad y apoyo mutuo para la cocreación de nuevos modelos de negocios.

Cabe destacar que en INALDE existe una preocupación genuina y constante por el desarrollo personal y directivo de los participantes y la comunidad Alumni INALDE, a la que se acompaña de manera permanente por medio de actividades, encuentros y se propicia su permanente acercamiento a la business school atendiendo a sus dinámicas y necesidades, propias del directivo y el empresario de los nuevos tiempos.

Asimismo, INALDE hace parte de la red de escuelas con el mayor prestigio en la formación de líderes empresariales, a la que también pertenecen IESE Business School (España) e IPADE Business School (México), entre otras.

Visión práctica

A dirigir se aprende dirigiendo.

Las metodologías centradas en el participante, en general, y el Método del Caso, en particular, son las herramientas ideales para recrear simulaciones que reflejan la realidad de los problemas que atraviesan los directivos y sus organizaciones. De esta manera, se fomenta el análisis, el pensamiento estratégico y la toma de decisiones, basada en la búsqueda de múltiples soluciones a un problema.

En este sentido, el Método del Caso, original de Harvard Business School y que se aplica con rigurosidad en INALDE, garantiza el aprendizaje basado en experiencias reales y concretas que reflejan los retos actuales de la gestión empresarial, lo que facilita conocer todos los aspectos de un problema y actuar, en consecuencia, con prudencia.

Asimismo, este tipo de metodologías sumergen a los participantes en una experiencia de alta presión, fuera de su zona de confort, en la que se exige la preparación previa rigurosa, la participación en las discusiones y el análisis de las situaciones difíciles y retadoras que se afrontan a diario en las organizaciones.