Método del Caso 

En Inalde Business School llevamos varias décadas usando el método del caso para desarrollar las habilidades de dirección de los líderes empresariales del país. ¿Sabe de qué se trata?  

 

 

 

 

 

 

 



¿Qué es el Método del Caso?

El método del caso crea simulaciones que reflejan la realidad de los problemas de diferentes empresas, áreas y sectores. Así los participantes se convierten en los protagonistas de la sesión, pues deben enfrentarse a la discusión sistemática sobre situaciones particulares de una empresa real, mediante el análisis detallado de los hechos, los problemas implícitos y las actitudes humanas. Así plantean y evalúan diversas alternativas, con sus consecuencias, y finalmente están en la capacidad de tomar las mejores decisiones.

¿Qué es un caso?

 

Un caso es la descripción de una situación real en una organización. Sobre esa situación, los directivos tienen que tomar decisiones oportunas en entornos de incertidumbre y de riesgo. Se trata de una historia que describe la secuencia de los eventos, opiniones y prejuicios de los protagonistas del caso en el momento en el que ocurrieron los hechos.

Cada caso pretende ser una reproducción exacta de la vida real de un directivo, con las limitaciones lógicas que implica la metodología, y por eso es común que en un caso no haya un único problema sino varios entrecruzados que tienen diferentes implicaciones hacia la dirección.

 

 

¿Para qué sirve el Método del caso?

 

En Inalde Business School usamos el método del caso para desarrollar y perfeccionar las habilidades de dirección que necesitan aquellos en cargos de responsabilidad en las organizaciones. Se trata de habilidades que se desarrollan en contextos de realidad, dados principalmente por la experiencia profesional que se adquiere en el día a día.

El método del caso recrea esa experiencia y permite que los participantes asuman el protagonismo de las decisiones empresariales que encierran los riesgos de todo negocio, estando dispuesto a asumirlos, sin poner en peligro el presente y futuro de la organización. 

En Inalde Business School el participante debe enfrentar una gran variedad de problemas de negocios en diversas situaciones y contextos empresariales, lo que se reflejará en la adquisición de la experiencia que, probablemente, solo podría obtener tras varios años de vida como profesional.

El beneficio más importante del uso de casos en nuestra metodología de trabajo es que así directores, administradores o gerentes aprenden cómo determinar cuál es el verdadero problema de las situaciones y cómo hacer las preguntas adecuadas, pues se trata de una de las habilidades más difíciles de adquirir, pero más útiles a la hora de dirigir una compañía. Las respuestas a esas preguntas son fáciles de encontrar, una vez la pregunta formulada sea la correcta. 

 

¿Por qué usar el Método del caso?

 

¿Cuál es la mejor forma de aprender a dirigir? ¡Dirigiendo!

La experiencia es la clave en el desarrollo de la dirección, que es una habilidad práctica y se aprende y se desarrolla ejerciendo. Sin embargo, esa misma experiencia resulta costosa y lenta, e implica muchos riesgos en la alta dirección. 

Por eso en Inalde Business School exponemos a los participantes a casos empresariales reales en los que deben analizar, hacer diagnósticos, identificar problemas y tomar decisiones que luego tendrán que defender. Además, los participantes deberán esforzarse por explicar en las sesiones plenarias, que simulan una junta directiva, esos argumentos y motivos por los que tomaron las decisiones. 

Así adquieren experiencia mediante el método del caso en la toma de decisiones, sin poner en riesgo los intereses de la compañía en la que trabajan, y construyen conocimiento con otros líderes que tienen el mismo nivel directivo.